El turbocompresor: posibles causas de fallo en el sistema

El turbocompresor: posibles causas de fallo en el sistema

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:SQS / SRD

El turbocompresor: posibles causas de fallo en el sistema

El turbocompresor, también conocido como turbo, es un sistema de sobrealimentación que usa una turbina para comprimir y alimentar al motor con aire limpio procedente del exterior a alta presión, lo que permite aumentar la potencia del motor sin la necesidad de incrementar su tamaño ni cilindrada.

Entre las principales causas que pueden provocar el desgaste o fallo del turbocompresor, Ajusa  destaca la inclusión de objetos extraños, la lubricación o la inyección.

Objetos extraños

Uno de los principales problemas de desgaste del turbo puede ser la entrada de suciedad por el filtro de aire, ocasionando la erosión de la turbina compresora y del motor. La solución más eficiente es realizar la sustitución periódica de los filtros de aire.

Asimismo, los objetos pueden proceder del sistema de filtrado de aire. Durante el montaje del turbo, pueden entrar tuercas, gomas o alambres. Incluso es posible que se desprendan del sistema de conductos o de la propia carcasa del filtro, ocasionando daños en las turbinas compresoras.

El objeto también puede provenir del colector de escape o del motor, como los casquillos de válvulas, carbón acumulado o picos de inyector.

Lubricación

La falta de lubricación puede ocasionar daños en el turbo, por lo que es importante revisar que no se produce una falta de aceite. El principal problema de la falta de presión de aceite entrante es que influye en su función como refrigerante, ocasionando un exceso de temperatura.

La sella de juntas llevada a cabo en el circuito de aceite puede llegar a desprenderse provocando una irrupción del suministro y, por consiguiente, el deterioro del turbocompresor. Ajusa ha insistido también en la importancia de la calidad del aceite empleado para el buen funcionamiento del turbo.

Inyección

En lo que respecta a la temperatura de los gases de escape, en los motores diésel, la bomba inyectora es la responsable de suministrar la cantidad de combustible que el motor es capaz de quemar. En caso de realizarse una emisión excesiva, la temperatura de los gases aumenta y es el turbo quien sufre las consecuencia, pudiendo causar fallo en su sistema.

Deja una respuesta